Para los pacientes que tienen una actividad deportiva frecuente, bien por afición o incluso porque sean deportistas profesionales, acudir a un tratamiento de ortodoncia plantea muchas dudas. Y es lógico, más aún si vienen con un tratamiento de ortodoncia convencional con brackets en mente.

Evidentemente, cuando realizamos deporte corremos el riesgo de sufrir traumatismos, bien sea por golpes o por caídas, que pueden dañar nuestras piezas dentales, lengua o mucosas.

Por eso, desde nuestra clínica de ortodoncia en Santander recomendamos siempre utilizar un protector bucal cuando se realiza ejercicio físico, especialmente si es en deportes de contactos, como pueden ser el boxeo, el baloncesto o el fútbol.

La ortodoncia y los protectores bucales para deporte

Lo cierto es que, con protección y cuidado, cualquier modalidad de ortodoncia es válida para realizar deporte. Por motivos obvios, el sistema de alienadores de la ortodoncia invisible es mucho más cómodo que el tratamiento convencional de ortodoncia con brackets.

Si recomendamos protector bucal sin necesidad de ortodoncia, evidentemente cuando estamos pasando por un tratamiento de ortodoncia convencional con brackets es más que ideal acudir a ellos si queremos evitar hematomas en los labios, heridas en la lengua, cortes en la mejilla o incluso fracturas en los dientes provocados por la aparatología. Estas férulas personalizadas ayudarán a mantener a salvo nuestras piezas dentales y nuestro aparato mientras realizamos la práctica deportiva.

Con la ortodoncia invisible lo tienes mucho más sencillo, ya que los propios alineadores pueden hacer a las veces de protector bucal.

En cualquier caso, serán nuestros dentistas quienes, tras un estudio de ortodoncia, determinen qué tipo de modalidad resultará más eficaz en tu caso y si se puede o no ajustar con alguna alternativa para facilitar la práctica de deporte.

Pide cita en nuestra clínica de ortodoncia en Santander si necesitas corregir cualquier tipo de maloclusión.