Estamos en una época de piscina, playa y viajes. No hay nada como unas buenas vacaciones, pero de vez en cuando nos relajamos tanto con ella que nos dejamos llevar en algunos aspectos fundamentales para nuestra salud. Uno de estos es la higiene oral.

Además de confiarnos y bajar la frecuencia del cepillado por estas fechas, algo que no debería ocurrir, también solemos llevar una dieta que no ayuda precisamente al cuidado de nuestra boca: refrescos carbonatados, helados, etc. No en vano, septiembre es uno de los meses en los que más caries se detectan.

Este descuido general de la salud oral se hace aún más peligroso cuando estamos en mitad de un tratamiento de ortodoncia con brackets, con el que siempre se debe tener mucho cuidado.

¿Cómo podemos asegurar un buen cuidado de nuestros brackets?

Los siguientes consejos nos ayudarán a mantener los brackets en buenas condiciones durante todo el año. ¡Que las excusas veraniegas no sean una excepción!

  • No te olvides de cepillarte los dientes tras cada comida. Es importante destacar que las altas temperaturas contribuyen a la aparición de afecciones orales. Cepilla bien tus dientes sin saltarte ningún cepillado para prevenir la aparición de caries, enfermedad periodontal o mal aliento.
  • Usa un cepillo adecuado para la ortodoncia y completa tu cepillado con los accesorios más imprescindibles para este tratamiento, como el hilo dental, el cepillo interdental, el irrigador oral o el colutorio.
  • ¡No te olvides de tu lengua en el cepillado y usa un raspador lingual durante la higiene oral nocturna!
  • Cuida bien de tu dieta. Como de forma sana y variada. Incorpora en estos meses muchos alimentos hidratantes, como frutas y verduras, y limita muchísimo el consumo de bebidas y alimentos azucarados. Además, ya deberías saber que tanto los alimentos pegajosos como los duros no son precisamente aliados para nuestros brackets.
  • Ante cualquier problema con los brackets durante un viaje, como la ruptura de uno de ellos o el despegue de un alambre, usa la cera dental para proteger bien a tu boca y acude a nuestra clínica nada más vuelvas.

Y, recuerda otro punto bien importante, acude puntual a tu revisión tras las vacacionesen nuestra clínica dental en Santander.

Si aún no has empezado un tratamiento de ortodoncia pero salta a la vista que lo necesitas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y en preguntarnos todo lo que necesites saber.