Recuperar la funcionalidad y la estética de tu sonrisa nunca fue tan fácil

Implantes dentales en Santander y Torrelavega

La implantología oral es una de las disciplinas más relevantes de la odontología y la capacidad de tu clínica dental para ofrecer un buen servicio en esta área, es un fiable medidor de la pericia técnica y de la calidad asistencial que está en condiciones de ofrecer.

Desde Ortodoncia Merino, tu clínica dental en Santander y Torrelavega, te ofrecemos un completo servicio de implantes dentales con el que recuperar por completo la funcionalidad y estética de tu sonrisa ante la pérdida de una o varias piezas dentales.

Qué son los implantes dentales y para qué se utilizan

Los implantes dentales están diseñados para imitar en apariencia, funcionalidad, ergonomía y estética las características de una pieza dental propia.

Compuestos por unos tornillos de titanio puro (un material totalmente biocompatible que no genera rechazo en el organismo), garantizan una gran sujeción osteointegrada en el hueso maxilar del paciente, por lo que permiten restituir a la perfección y de forma duradera la función oclusiva y masticatoria tras la pérdida de una pieza dental.

Por otra parte, la corona, el elemento visible del implante, imita a un diente natural y consigue devolver la estética a la sonrisa. En la actualidad, las coronas dentales están disponibles en materiales de alta gama como la porcelana, que consiguen un acabado muy natural, prácticamente indistinguible de un diente propio.

De este modo, los implantes dentales son la solución perfecta cuando el paciente necesita sustituir los dientes naturales en los casos en los que no es posible recuperar la pieza dental, ya sea porque se encuentra muy dañada, porque se ha caído o porque se ha producido un traumatismo de gran impacto.

Una de las grandes ventajas de los implantes dentales es que, además de conseguir devolver todas las funciones propias a la sonrisa tras la intervención, proporcionan al paciente un resultado duradero, resistente y muy estético.

Prótesis fijas y removibles

En la actualidad, la implantología estética aporta varias opciones adaptadas a las necesidades de cada paciente. Habitualmente, para aquellos pacientes que cuentan con una suficiente cantidad de hueso maxilar, la opción preferente son las prótesis dentales fijas, las que proporcionan un mayor nivel de seguridad, eficacia, durabilidad y fijación.

No obstante, en el caso de que los pacientes, como resultado del proceso de envejecimiento o de alguna anomalía en la cavidad oral, no cuenten con una suficiente cantidad de hueso maxilar que favorezca la osteointegración, existe una alternativa cómoda, económica y altamente eficaz: las prótesis removibles, un sistema adherido a las mucosas que también permite la completa recuperación de la sonrisa ante la pérdida dental.

Cómo es la colocación de implantes dentales

La cirugía para la colocación de implantes dentales es sencilla y apenas dura media hora. Se trata de una intervención rápida y segura para el paciente. En los casos en los que no existe una suficiente cantidad de hueso maxilar, el odontólogo valorará la posibilidad de colocar un injerto.

La anestesia empleada en esta intervención es siempre local. Posteriormente, se procede a realizar una incisión en la encía, el fresado y emplazamiento del implante y, finalmente, unos puntos para cerrar la herida, de rápida curación. El postoperatorio es ágil y cursa, normalmente, sin complicaciones.

Preguntas frecuentes

Se limpian de la misma manera que un diente natural. Es cierto que, para garantizar la durabilidad del tratamiento en buenas condiciones, será fundamental cuidar la higiene bucodental, evitando la acumulación de restos de comida. Si se siguen las indicaciones del odontólogo y el cuidado de los implantes dentales es bueno, su duración se puede extender hasta 30 años.

Por norma general, los implantes dentales se pueden colocar a partir de los 25 años, momento en el que el desarrollo facial del paciente ha sido completado. No obstante, cada caso particular puede ser susceptible de variaciones y debe estar siempre valorado de manera personalizada por el dentista.

Más que la edad, es la salud del paciente el único indicador para desaconsejar el empleo de implantes dentales. En los casos en los que pueda suponer un riesgo, el dentista, previo examen pormenorizado de la salud bucodental del paciente, no verá indicado el tratamiento.

Solesita

Soluciones a tu medida

Los mejores tratamientos dentales, ahora a tu alcance y de las manos de profesionales especializados.